21 nov. 2011

Y...

Jueves 30 – 08 /2007

Y si somos amigos...
¿Dónde pongo el amor?
¿Lo guardo en un cajón?
¿Le doy unas vacaciones?
¿Lo disfrazo de cariño?
¿Lo saco a patadas de mi alma?
¿Le digo a LEVIATAN que lo abrace?
O “simplemente” lo reprimo.

¿Cómo le digo a mis manos que pueden tocarte pero no acariciarte?
¿Cómo le digo a mis ojos que pueden mirarte pero no contemplarte?
¿Cómo le digo a mi nariz que no me deje suspirar?
¿Cómo hago para poner de acuerdo a mi mente y a mis oídos para que no se produzcan sensaciones cuando te escucho?
¿Cómo le digo a mis labios que los tuyos son zona prohibida?
¿Cómo calmar los anhelos?
¿Cómo aguantar la ansiedad?
¿Cómo atajar los deseos?

29 oct. 2011

Ese Instante

Alguna vez yo quisiera poder mirarte de frente,
reconocer tu pecho y la punta de tus pies.

Alguna vez yo quisiera ver tus cabellos sueltos
y admirar la geografía de tu ombligo.

Alguna vez yo quisiera que la música de tus labios
recorriera la diagonal hasta mis oídos
y un suspiro tuyo aromatice mi cuello.

Alguna vez yo quisiera que la estancia de tus manos
sean la curva de mi espalda
y el apoyo de tu cuerpo sea la delgadez del mio.

Alguna vez yo quisiera que así como quiero fuera y que fuera como yo quiero.

23 oct. 2011

Cuento Corto

23-06/2011

Caminaba a casa cuando pasó por mi lado.
La saludé.
Me saludó.

Dijo algo al instante que no pude entender.
Sólo atiné a sonreír.

Sin embargo mientras abría la puerta de mi casa
me pregunté ¿qué carajos fue lo que me dijo esa mujer?
y me preocupa que mi sonrisa
haya sido cómplice de una ofensa hacia mi.

Volví a la calle a buscarla
y un viento fuerte en mi cara me recordó lo estúpido que fui.

En Control

08-05/2011

Una palabra se repite y entro en cólera.
No hace falta decir más
y mis manos lo saben.

¿Quién me dio el poder para tratarte así?
¿Dónde está la amenaza que me motiva a atacarte?
¿Qué se hizo aquella promesa de protegerte?

Me estoy perdiendo...
en tu silencio,
en el conteo irreversible de tu tiempo
y ya presiento el advenimiento de mi pasado.

He aquí que yo marcho en contracorriente
desarraigando conceptos y desechando raíces.
Seré un hombre mutante,
antinatural y combatiente hasta el final.

¿Qué he de ser para ti?
Aquello que esperas de mi.

¿Qué he de ser para mi?
Aquello que siempre quise ser.

27 jul. 2011

Última Petición

2004

Es la última vez que te pido
y la última vez que te escribo
con el ego ya conmovido
para que salgas conmigo.

Que me des la oportunidad
de conocer en verdad
mi carácter, mi personalidad
y empezar así una amistad.

Créeme, a veces no entiendo
el por qué de tu comportamiento
y el disponer de un momento
puede aclarar pensamientos.

27 jun. 2011

XXXI(Problemas)

2006
No termino de salir de una
cuando ya estoy metido en otra,
no he podido contar con la fortuna
de obtener siempre una buena nota.

Generalmente hay algo que daña
aquello que parece estar bien,
la visión del futuro se empaña
ante un presente que arrolla como tren.

Problemas pasan, problemas llegan
sobrecalentando mi materia gris.
Ideas recién alineadas se desordenan
como si no hubiese una directriz.

Extasis

2006
Sumido en la más profunda oscuridad
tan espesa que ni siquiera puedo verme.
Indignado, frustrado y a veces autodespreciado;
viendo sin observar, oyendo sin escuchar,
riendo sin alegría, viviendo sin ser, hacer.

Nació una melodía suave y apacible
dentro muy dentro y va avanzando
lento muy lento, célula a célula
y da comienzo a vibraciones
que suben a un nivel de excitación muy alto.

21 jun. 2011

Ten Fe (Incompleta)

Febrero 10 de 2004

No me crees que puedo soñar con un amor de libertad.
No me crees que este sentimiento es luz en la oscuridad.
No me crees que por ti estoy dispuesto a dar mi vida.
No me crees que puedo soportar por muy honda sea la herida.
No me crees que el amor me da alas para superar los muros.
No me crees que también me da armas para traspasar escudos.
No me crees que la soledad no es buena compañía.
No me crees que a veces es saludable un poco de fantasía.
No me crees que si el amor corre se renueva.
No me crees que soy portador del mensaje de las buenas nuevas.
No me crees que puedo hacerte estremecer con dos palabras.
No me crees que la tierra produce si el campesino la labra.
No me crees que...

9 jun. 2011

Efecto Visual

En un mundo donde nada parece perturbarme,
el estruendo del cielo,
el ritmo de la tierra;
no dejan de inquietarme
tus bellos ojos grandes
al mar y al desierto comparables.

6 jun. 2011

Renacer

30-07/2008

Se despertó el amor y me rodeó
como rodean las nubes al sol
en un atardecer.

Eterna noche de luna llena,
playa y estrellas;
brisa y arena.
Música fuerte
y un dulce vino
así son todos mis días contigo.

Si la poesía, mi desahogo,
pudo brindarle paz a mi vida.
Ahora contigo me enfrento a todo
no hay más descensos, sólo subida.

Sexo

Quiero tener sexo contigo,
quiero hacer poesía en tu piel,
quiero hacer un canto con tus gemidos
y una danza con tus movimientos.

Quiero tener sexo contigo,
inundar mi lengua con tu sudor,
quiero llenar mis manos con partes de tu cuerpo,
quiero tus senos de paisaje.

Quiero tener sexo contigo,
revelar tu otro rostro,
disfrutar de tu furia
y reinventarme en tu éxtasis.

Damian Blanco

29 may. 2011

Último Viaje

Del libro Mar y Noche

Navega sigilosamente conducida por la mano sabia
de alguien que ha recorrido todos los mares.
Tres mástiles y seis velas son los símbolos de su poderío.
Un Leviatán en la proa se abre paso entre la marea,
testigo principal de sus proezas.

Nadie duerme
a pesar de la invitación de la brisa y de la noche.
En la cubierta todos celebran el retorno a tierra
después de cuatro meses ondantes.
El turno es para el juego,
lámparas encendidas bailan desfigurando los rostros;
las cartas sujetadas por la concha de un caracol;
mientras que los barriles cargados de cerveza
y amarrados con cañamos burlan la temible inercia.

Los destellos de las luces citadinas
serán reemplazados por las edificaciones al amanecer.
Ya en el muelle se entrecruzan
las familias y los romances, las sonrisas con las lagrimas,
tierra firme y mar.

En medio de la algarabía y la felicidad de los hombres
hay un barco que muere en soledad.

La Bailarina De Los Pies Desnudos (Adaptación)

21-05/2011

Iba en un paso rítmico y felino
a avances dulces, ágiles o rudos,
con algo de animal y de divino
la bailarina de los pies desnudos.

Su falda era la falda de las rosas,
en su pecho había dos escudos...
Constelada de casos y de cosas...
La bailarina de los pies desnudos.

Bajaban mil deleites de los senos
hacia la perla hundida del ombligo,
e iniciaban propósitos obscenos
azúcares de fresa y miel de higo.

Sus brazos invitaban a la nada,*
las piernas imitaban un saludo,
luz de antorcha son sus ojos en la noche
¡Oh baiarina de los pies desndos!

El eco de su cuerpo se dibuja como estela,
gotas de sudor de inusitada fluorescencia,
raíces ancestales que con instinto cela,
calzar tus pies es negar tu esencia.

*Ver comentario

18 may. 2011

Sin Pactos

10-11/2010

Nuestras bocas en un pacto decidieron no hacer pacto,
eligieron lo intenso, la locura y el deseo.
Y cada vez que se encontraban
la renovación del pacto que no era pacto
les llevaba a unirse en aquello que llaman beso.

Pero aquello que es intenso no es sinónimo de efímero,
así tampoco lo insano carece de voluntad
y aquel deseo resume las exigencias de un alma
que no requiere de pactos si se quiere enamorar.

1 may. 2011

Luciérnagas

Voy caminando por el desierto inmenso
envidiado por los dioses.
El afán del día se transforma en deseo por la noche.
Bandadas de luciérnagas simulan auroras boreales.

XIII

Del libro Divagaciones

Lucho contra un sueño
en medio de un estruendo
que ahoga mis pensamientos.
sentimientos blindados logran deslizarse
por las ondas sonoras
Y ya desesperados
explotan formando las palabras que lees ahora;
palabras de esperanza, de anhelos.

Quiero ser el resplandor de la luna
y adormecer sobre el mar;
una gota de sereno que resbala por la ventana
en una madrugada;
telaraña que se construye
en la vía de vuelo de la felicidad.

¡Que placer dormir en una hamaca escuchando el mar!

DAMIAN BLANCO

VII

Del libro Divagaciones

A veces no me atrevo a hacer afirmaciones sobre mí mismo por temor a equivocarme.

DAMIAN BLANCO

IV(¿amor?)

Del libro Divagaciones

Porque ya no sé cómo,
porque no tengo ganas,
porque cuando volaba,
me cortaron las alas.

Dime entonces qué queda
si acabo la jornada,
si la carga ligera
se me ha vuelto pesada.

¿Qué es acaso el amor?
¡El amor es una mierda!
y dime ¿Qué ser humano sobrevive en ella?
Éste no la recibe,
la expulsa de su cuerpo porque le contamina.
Dasela a un árbol él sabe apreciarla.

Si le das amor a una planta
crece, florece y te da frutos jugosos.
Dale mierda a un ser humano
a ver si te da cosas buenas.
¡Él no está preparado para eso!
¡No sabe cómo convertir la mierda en flores!

DAMIAN BLANCO

II(pasa el tiempo...)

Del libro Divagaciones

Pasa el tiempo
entre copas de vino,
un buen Hardcore que se mezcla
con el sonido de las olas,
mientras en el firmamento
una raiz luminosa se encalla en el horizonte oceánico.

DAMIAN BLANCO

I(Siento el tormento...)

Del libro Divagaciones

Siento el tormento
del silencio que me cubre
y bloquea hasta la música más estridente.
Fastidio, pensamientos fugitivos
encuentran en mis manos
la puerta hacia la libertad.
Sinceridad, erupción vocálica,
palabras que arrasan
dejando muerte a su paso.

28 mar. 2011

Libre

Voy a dejarte ir
serás libre en un beso, un abrazo
y gozarás de una caricia bien intencionada.

¡Vete! ¡Imposible detenerte!
Unos labios te esperan pacientes,
medio abiertos dejando ver un suspiro.
Labios cafés y rosados
dulces y suaves como masmelos.

25 mar. 2011

Respiro

A Esdras Misas

Respiro...
El aire que entra en mis pulmones
detiene el impulso del llanto,
apacigua la presión en el pecho,
desenreda mis pensamientos
y abre paso a la palabra.

Es increible como una acción,
que en tiempos de calma es casi mecánica,
puede accionar tantos procesos internos...
Y todo culmina con una sonrisa.

Pero mis lagrimas
son corrientes de aguas
que corren río abajo, sin final.
Las nieves que lo alimentan
son perpetuas y perviven
por el influjo de la soledad,
de la angustia renovada,
de aquel miedo estimulado
por recuerdos nocturnos
de momentos felices...
¡malditos tiempos!

Y otra vez me encuentro
sumergido en la impotencia
y en el desespero estúpido
de aquel que sabe qué hacer
y no encuentra las fuerzas.
Camina a tientas
por un sendero oscuro
que no es más que una pesadilla absurda,
el tomo nº12 de su libro de autotorturas,
el desahogo conciente, que no es tal
puesto que una piedra se interpone
y te tragas todo!
¡maldita piedra!

Vuelvo a respirar
y toses precipitadamente
por el polvo de la piedra destruida
y la saliva te ayuda,
por eso tragas en abundancia.
Y la mirada va en busca
de aquello que no está cerca
incluso de aquello que es invisible
y luego como si lo hubieses encontrado,
como si hubiese aparecido de repente...
Vuelves a sonreir.

2 mar. 2011

Bien Inútil

¡Ay fama! No dejo de despreciarte
siempre has sido para mi un bien inútil,
cuando y más la decepción
no ha dejado de ser en mi vida
un estandarte.

No voy a dejar de escribir
aunque eso me conduzca a ti.
Es triste cuando el miedo a la muerte
no te deja vivir.

Recuerdo haber prometido,
no sé si a mí o a alguien más,
ante el repetitivo suceso
de ausencia de presentes
en una fecha "especial"
de luchar infatigable
con talento y esfuerzo
para recibir aquello de lo cual
me creí siempre merecedor
y compartir la dicha
de triunfos recibidos
con la presencia única
de soledad y Dios.

Mas ha pasado el tiempo
y aquel resentimiento
dejó ya de importar
y ante un mundo egoísta
y una vida mezquina
se abrió paso la idea
que aquel que gana siempre
es el que siempre pierde
un poquito de si.

Y no puedo explicarlo
pero ahora siendo malo
puedo brindar mejor
la bondad que hay en mi.
Mi condena se extingue
entre el dolor y la dicha
abarcando placeres de momentos furtivos
y de amores que sueñan con la inmortalidad.

Por eso vengan todos
a este valle desierto
a esta estera tendida
sobre un gran lodazal
donde las exclusiones
sólo son consecuencias
de reciprocidad.
...

DAMIAN BLANCO

28 feb. 2011

MMEI

Artista, tú que sabes dibujar tu tristeza
dejando un rastro gris sobre el papel.
Dibuja también la alegría aún sin cambiar el color.
Lo que hace bello a un paisaje
son los ojos que lo ven,
el corazón que lo admira
y la memoria que no lo olvida.

Artista, no importa que haya sombras
pues la luz las concibió.
Su destreza en el dibujo
nació de una imperfección.

Tu lápiz no se detiene
¿Por qué haz de hacerlo tú?
La hoja manchada de blanco
dejó de ser un terror
donde mil trazos definen
lo que hay en tu imaginación.

8 ene. 2011

Poetisa Blanco

A mi hermana

Y el tiempo se devolvió y volviste a hacer lo mismo.
No hay defecto en caerse pero si hay virtud en saber levantarse.
¿Qué cosas has aprendido? Cuéntame.
No se necesita impulso para avanzar si el viento está a tu favor.

El silencio me habló de tus noches de dolor.
No te culpo por amar y perder,
yo no soy intocable
pero miraste hacia atrás y has quedado estancada.

El cabello motilado...
La cola del lagarto que ha sido cortada...
El árbol talado...
¡Todo vuelve a crecer!
La murala se ve grande si tu te crees pequeña.
¡Recupera ya tus sueños, dales otro sentido!
Si al observar tus manos no las hallo vacías
¿Qué haces mendigando?
Recupera el boceto de tu vida pasada
cuando lo tenías todo y creías no tener nada,
conserva lo que cuenta,
desecha la maleza...
Todo crece, todo avanza
y tú estás en la lista.

7 ene. 2011

Primer Amor (Incompleta)

"tengo contra ti que has dejado tu primer amor" Apocalipsis 2:4

He dejado mi primer amor,
la esencia de las flores del jardín que cultivé,
la espesura del bosque en el patio de atrás,
el dulce sonar de la corriente vecina,
la libertad inspirada en el vuelo de la mariposa.

He dejado de bañarme en los aguaceros,
de subirme en el palo a coger mangos,
de apreciar los atardeceres en el centro,
las telarañas en las ramas de los árboles,
la nocturna estela brillante de un cielo despejado.

He perdido el miedo a la oscuridad,
al vértigo que me producen las alturas,
al fastidioso silencio de la soledad,
próximamente al vacío del altamar (eso espero),
y desde siempre a la cínica muerte.

6 ene. 2011

La Generación Sin Generaciones

El tiempo se quedó en las huellas de nuestros pasos,
en aquel cabello que se cortó,
en el vino que nuestro estómago no soportó,
en la hoja de papel con un poema, con un trazo.

En el humo de los cigarrillos,
en el vaso arrugado del tinto,
en el compañerismo extinto,
en la pared de los pasillos.

En el piso de la plaza,
en el borde de la muralla,
en la sala de mi casa,
en la arena de la playa.

En las obras de las exposiciones,
en el sonido mágico de las presentaciones,
en las bibliotecas y sus colecciones,
en los movimientos de las interpretaciones.

En la agonía del sol
de un eterno atardecer,
en el derramado alcohol,
y la decadencia del ser.

Esa generación sin generaciones,
la que alguna vez alguien osó darle nombre,
yace oculta entre nubarrones
a donde no llega el ojo del hombre.