10 mar. 2013

Futuro

A Gina Pardo.

No siendo suficiente una palabra, ella decidió un día cortar su voz y que tomaran distintos rumbos, oídos que algún tiempo no le escucharon.
Y cortó también su sonrisa para ser doblemente feliz. Una era la estrepitosa carcajada y la otra aquel esbozo coqueto que complementa la mirada de complicidad.
Cortó también sus besos y el mundo gimió de placer!
Cortó sus lagrimas y las echo al fuego, elevo sus ojos al sol.
Cortó también el sonrojo y nunca más escondió su rostro.
Cortó la oferta de otras manos que no supieron leer la suya.
Cortó la abundancia de sus dotes a quien no lo merecía.

No hay comentarios.: