29 may. 2011

Último Viaje

Del libro Mar y Noche

Navega sigilosamente conducida por la mano sabia
de alguien que ha recorrido todos los mares.
Tres mástiles y seis velas son los símbolos de su poderío.
Un Leviatán en la proa se abre paso entre la marea,
testigo principal de sus proezas.

Nadie duerme
a pesar de la invitación de la brisa y de la noche.
En la cubierta todos celebran el retorno a tierra
después de cuatro meses ondantes.
El turno es para el juego,
lámparas encendidas bailan desfigurando los rostros;
las cartas sujetadas por la concha de un caracol;
mientras que los barriles cargados de cerveza
y amarrados con cañamos burlan la temible inercia.

Los destellos de las luces citadinas
serán reemplazados por las edificaciones al amanecer.
Ya en el muelle se entrecruzan
las familias y los romances, las sonrisas con las lagrimas,
tierra firme y mar.

En medio de la algarabía y la felicidad de los hombres
hay un barco que muere en soledad.

La Bailarina De Los Pies Desnudos (Adaptación)

21-05/2011

Iba en un paso rítmico y felino
a avances dulces, ágiles o rudos,
con algo de animal y de divino
la bailarina de los pies desnudos.

Su falda era la falda de las rosas,
en su pecho había dos escudos...
Constelada de casos y de cosas...
La bailarina de los pies desnudos.

Bajaban mil deleites de los senos
hacia la perla hundida del ombligo,
e iniciaban propósitos obscenos
azúcares de fresa y miel de higo.

Sus brazos invitaban a la nada,*
las piernas imitaban un saludo,
luz de antorcha son sus ojos en la noche
¡Oh baiarina de los pies desndos!

El eco de su cuerpo se dibuja como estela,
gotas de sudor de inusitada fluorescencia,
raíces ancestales que con instinto cela,
calzar tus pies es negar tu esencia.

*Ver comentario

18 may. 2011

Sin Pactos

10-11/2010

Nuestras bocas en un pacto decidieron no hacer pacto,
eligieron lo intenso, la locura y el deseo.
Y cada vez que se encontraban
la renovación del pacto que no era pacto
les llevaba a unirse en aquello que llaman beso.

Pero aquello que es intenso no es sinónimo de efímero,
así tampoco lo insano carece de voluntad
y aquel deseo resume las exigencias de un alma
que no requiere de pactos si se quiere enamorar.

1 may. 2011

Luciérnagas

Voy caminando por el desierto inmenso
envidiado por los dioses.
El afán del día se transforma en deseo por la noche.
Bandadas de luciérnagas simulan auroras boreales.

XIII

Del libro Divagaciones

Lucho contra un sueño
en medio de un estruendo
que ahoga mis pensamientos.
sentimientos blindados logran deslizarse
por las ondas sonoras
Y ya desesperados
explotan formando las palabras que lees ahora;
palabras de esperanza, de anhelos.

Quiero ser el resplandor de la luna
y adormecer sobre el mar;
una gota de sereno que resbala por la ventana
en una madrugada;
telaraña que se construye
en la vía de vuelo de la felicidad.

¡Que placer dormir en una hamaca escuchando el mar!

DAMIAN BLANCO

VII

Del libro Divagaciones

A veces no me atrevo a hacer afirmaciones sobre mí mismo por temor a equivocarme.

DAMIAN BLANCO

IV(¿amor?)

Del libro Divagaciones

Porque ya no sé cómo,
porque no tengo ganas,
porque cuando volaba,
me cortaron las alas.

Dime entonces qué queda
si acabo la jornada,
si la carga ligera
se me ha vuelto pesada.

¿Qué es acaso el amor?
¡El amor es una mierda!
y dime ¿Qué ser humano sobrevive en ella?
Éste no la recibe,
la expulsa de su cuerpo porque le contamina.
Dasela a un árbol él sabe apreciarla.

Si le das amor a una planta
crece, florece y te da frutos jugosos.
Dale mierda a un ser humano
a ver si te da cosas buenas.
¡Él no está preparado para eso!
¡No sabe cómo convertir la mierda en flores!

DAMIAN BLANCO

II(pasa el tiempo...)

Del libro Divagaciones

Pasa el tiempo
entre copas de vino,
un buen Hardcore que se mezcla
con el sonido de las olas,
mientras en el firmamento
una raiz luminosa se encalla en el horizonte oceánico.

DAMIAN BLANCO

I(Siento el tormento...)

Del libro Divagaciones

Siento el tormento
del silencio que me cubre
y bloquea hasta la música más estridente.
Fastidio, pensamientos fugitivos
encuentran en mis manos
la puerta hacia la libertad.
Sinceridad, erupción vocálica,
palabras que arrasan
dejando muerte a su paso.