10 may. 2010

Intento

Le he puesto una camisa de fuerza a mis ansias,
porque andaba como loca queriendo ir en busca tuya.
Até a mi razón las ganas
para no darle paso a la locura.
Me mentí diciéndome que no te amaba.
Me inventé una excusa tonta
y la repetí mil veces para convencerme.
Alcé el volumen de la música
para ahogar la voz de mi alma.
Mandé esconder los libros de poesía,
cerré mis ojos ante cada cosa que me haga recordarte
y le prohibí a mi boca nombrarte...

Pero todo es absurdo Corazón,
es inútil la gran muralla ante un tsunami
y es microscópica la razón ante mi locura
y el amor que siento por ti...
Sólo queda la esperanza de verte mañana
para no llamarle, francamente por cierto, resignación.
Dormiré creyendo que tú eres la sognolencia que me abraza

9 may. 2010

¿Lama Sabactani?

Las veces que pensé que podría pasarme algo como esto
siempre creí y quería que se quedara así
en el plano de lo irreal.
El sufrimiento que se cae,
se evapora, sube y vuelve a caer
se está voviendo tan intenso
que yo pienso en mi extinción.
Hay tanta desolación en mi
que hasta creo que Dios me abandonó.
¡Para lluvia de fuego que quema mis ojos!
¡Para suspiro ardiente que consumes mi alma!
¡Detente ya corazón que aumentas mi angustia!

8 may. 2010

Promesas

Te fallé, lo sé
y el el choque fue mayor que el día
que te dije que estaba enamorado de ti.

Mi intención nunca ha sido lastimarte,
me enamoré de ti con otro propósito
y haciendo un gran enfuerzo he tratado de cumplirlo
pero a veces el ideal se cae
y al tratar de avanzar suelo resbalarme con él.

No pretendo excusarme,
reconozco mi error
y asumo las consecuencias
por muy graves que estas puedan ser.

Comprendo en tu dolor y en el mío
el amor que en cada uno hay.
Sí, te amo aunque se escuche raro
a pesar de que ayer parece que se me hubiese olvidado
o peor aún ignorarlo.

Si las promesas aliviaran la angustia de tu alma
incluso haría algunas que no pueda cumplir
pero sabes que suelo hablar poco,
soy malo para ello,
sólo puedo decir que te amo
y que estoy arrepentido con toda mi alma
y ahí si tengo muchas formas de demostrarlo.

Si crees poder perdonarme...
aquí estoy, más tuyo que nunca,
acongojado y conpungido,
tremendamente desesperado
con el anhelo romántico
que el amor puede vencerlo todo
y tener de vuelta tu mirada coqueta,
tu palabra tierna, tu abrazo caluroso
y tu amor sin nervios.

7 may. 2010

Pasa que...

¿Qué pasa?
Pasa que me duele,
pasa que estoy herido,
que mi alma está estúpidamente sensible;
pasa que me da miedo tocarte,
pasa que siento temor de hablarte,
de hacerte sentir mal.

Pasa que la confusión llega
y suele dañarlo todo,
todo lo que iba bien.

Pasa que no he podido revelar el misterio,
que creo no estar dando lo suficiente
y me desespero.

Pasa que estoy sumergido
y no puedo ni quiero salirme...
debo aprender a bucear.

Pasa que te amo,
que el amor es sufrido
y que no me gusta sufrir
pero menos dejarte de amar.

3 may. 2010

Así de Sencillo

Aprovechame en las noches,
sobretodo si hace frío
o en las tardes sombrías.
Llamame si estás viendo un atardecer
o el nacimiento de una flor.
Invitame a caminar bajo la lluvia
o alrededor de la playa.
Seduceme con una poesía (Que no sea de Neruda),
con un bolero o rock en español.
Embriagame con un vino tinto
o una buena tanda de tus dulces besos.
Enamorame con tu risa, con tu cabello sin peinar,
tu rostro sin maquillar y con un "te quiero" sincero.

XXIII

Del libro Divagaciones

Al límite de la ciudad, una cuadra después a mano izquierda hay un callejón sin salida, sigues hasta el fondo y en un rincón, en el rincón de lo inexistente... ahí estoy tirado yo vuelto mierda, así que no te extrañes si huele raro. Si vas a venir, hazlo sola, completamente desnuda, de ropa y de prejuicios.

DAMIAN BLANCO

Thanatos

Toste, Toste hasta la muerte,
puerca Thanatos te alimentas de mi vida
¿Qué gusto me hallas?
No soy más que visceras
para ti... eterna cocinera,
sirviente de gusanos,
esclava de ti misma.

Dolor del Alma

Diciembre de 1999

¿Quién podrá consolarme?
¿Quién podrá quitar mi dolor?
Puesto que mi dolor es dolor del alma,
no del físico que se cura con medicina.

Mi dolor está tan dentro
que a veces no lo siento,
no lo puedo limitar
como Dios limita el mar.

Se desboca sin control
no me puedo reanimar
mientras haya cosas a mí alrededor
que me hagan recordar.

Tendré que acostumbrarme
a vivir con el adentro;
mientras que no exista alguien que pueda consolarme,
lo llevaré conmigo hasta que haya muerto.

¡Bendita sea mi suerte
por qué tuve que conocerte
si no puedo poseerte!

¡Por qué te metiste adentro
alimentando un sentimiento
y a la vez un sufrimiento!

¡Por qué entraste a mi vida,
sino encuentro la salida
para que haya una partida!

Dame

8-10/2002
Dame una razón,
Dame una esperanza,
No dejes que en mi corazón
Entre la desconfianza.

Dame una sonrisa,
Déjame un te quiero,
No dejes que la angustia siga
Demuéstrame tu amor sincero.
… 9-10/2002
Dame una mirada,
Déjame un suspiro,
No dejes que la madrugada
Me abrace con sus brazos fríos.

Dame una caricia,
Déjame un abrazo,
No dejes que la desquicia
Me atrape con su lazo.

Caminar II

Ir hacia ninguna parte y no saber cuándo llegar. Sentir que a veces las ganas te dicen que debes parar, pero una angustia más fuerte que debes seguir y cuando todas esas fuerzas y todos los anhelos se fusionan, cuando llega la locura y el extasis se expande dentro de tu cuerpo es cuando ya no esperamos que llegue sino como bestias en celo buscamos aquello que nos liberará y si no lo encontramos entonces será una noche de toste y mañana será un día en que no quieres recordar.

XVIII (Mi Sombra)

Del libro Divagaciones
"Acaso sea nuestra sombra, indeleble sello de Dios, oscuro emblema del vacío que nos acecha" Oscuro Sello De Dios - Rómulo Bustos.

Descanso sobre la sombra de mi propio cuerpo,
La única que no se deforma al cargarme
ni hace extraños sonidos al recibirme.
Mi sombra,
admiro muchas cosas de ella.
Sabe tele-transportarse ante los cambios de luz,
además de que se multiplica,
se esconde perfectamente en la oscuridad,
puede encogerse y alargarse.
Pero las dos cosas que más admiro de ella son:
Primero, que es un reflejo de mi
Y segundo, que a pesar de ser oscura
es inmortal en el reino de la luz.

DAMIAN BLANCO

Princesa De La Luz Imaginaria

A Callahan

No entiendo por qué decidiste
despertar del sueño que construiste.
Sólo por mostrar el lado humano
que por instinto me lleva a lo malo.
Resulta, ahora, que por ser honesto
lo utilizas contra mí, con el pretexto
de haber proyectado una imagen falsa,
aunque no es terreno santo sigue descalza;
no quite el velo, estuvo siempre descubierto
viste el oasis y no el desierto.

Princesa de la luz imaginaria
deja que tu belleza extraordinaria
me cubra como si fuera un manto
para que no se note tanto
la soledad y tristeza que siento.
¡Ven princesa! pues presiento
que decae, igual que yo, tu luz
y estás cargando tu propia cruz.