14 ene. 2010

Despedida

Serás…
El recuerdo oscuro de un gusto pasajero que intentará sobrevivir pisoteando los segundos hasta encontrar de nuevo su luz.

Serás…
El arrepentimiento hecho carne, la motivación del grito, la imagen repetitiva en mis sueños.

Serás…
La grúa que se llevó mis temores, la almohada de mi inconformidad, el paisaje que me devuelve la calma.

Y verás…
Que no se pierde nunca en la vida, sólo se gana menos de lo que se esperaba.