23 dic. 2010

Advertencia

¡Ya me fastidiaste!
¡Ya me cansé de tus calenturas todas estas noches frías!
¡Me aburrí de tus fluidos constantes!
¡Me hastié de tu dolor intermitente!
¡No te quiero más conmigo!
¡Voy a escupirte hasta verte desaparecer!

Atentamente:
Un afectado del virus del Waka-Waka.

XXX(Silencio)

Del libro Divagaciones

El silencio perturba mis oídos y no tengo música.
Quiero caminar y no hay camino.
Se me perdió la noche en estas 6 paredes.
Mi desahogo no es más que un suspiro.
Hasta mi mano hoy decidió censurarme.

DAMIAN BLANCO

19 dic. 2010

Esto Es Vida

""Beber amor cada noche y comer amor cada día, esto es vida…" Esto Es Vida_Robi Draco Rosa

VIDA VIVIDA,
VIDA QUE MUERE,
VIDA QUE VIENE
ES COMPARTIDA.

VIDA QUE INICIA
Y NO SE DETIENE
Y QUE RENACE
EN CADA CARICIA.

VIDA A TU LADO,
CALIDAD DE VIDA,
RECOMPENSADO
CON TU VENIDA.

MI VIDA TRISTE
DESFRAGMENTADA.
¿NUESTRA VIDA?
UNA DELICIA.

9 dic. 2010

Morfología de la Ira II

Lunes 24-09/2007

Hipótesis uniformadas de dudas
Juguetean en mi estado inconsciente.
Juegos bruscos que ennegrecen el ambiente.

Irritación, alteración, confusión y furia
Son los cuatro elementos predominantes.
Se vuelven esferas duras y pesadas
Que recorren a grandes velocidades
Toda la superficie dormida
Golpeando con malas intenciones sus límites
Debilitándolo por sectores,
Creando por momentos pequeños “agujeros negros”
Producto de la energía irradiada por los choques,
Convirtiéndose en accesos rápidos
A mi realidad, conciencia de mi presente.

En su tránsito por los túneles oscuros
Las hipótesis circulares
Adquieren una aceleración
Solamente superada por la luz,
Trayendo como consecuencia
El desequilibrio o destrucción
De mi estado mental consciente
Provocando reacciones de atención inmediata
Con cambios bruscos de ánimo
O en su defecto
Abandono absoluto al caos,
Tristeza y desolación desmedida.

La anarquía e insensibilidad de Leviatán
Ha provocado cambios trascendentales,
Nuevos conceptos y tendencias
Se presentan inquisidores
Ante unos pasivos e impotentes
Sentimientos de hermandad y altruismo.

Todo toma lentamente una tonalidad bicolor,
El negro y el rojo imperan,
El primero por la energía liberada de las esferas;
El segundo por las muertes
Productos de su invasión.

DAMIAN BLANCO

Ingrata Decisión

2007

Quién diría, un poeta que no se enamora;
prototipo extraño en un mundo de ilusión,
una decisión ingrata ante una vida
que no ha hecho nada más que amarle.

Fanático de la soledad y del pensamiento,
hincha de las lecturas nocturnas,
apasionado de las caminatas por la playa.

Dueño de un romanticismo frio y seco,
admirador de las alegrías entristecidas,
practicante empedernido del autismo.

No me enamoro porque el amor es digno
de aquellos que saben cómo expresarlo.
No me enamoro pues ignoro
el secreto para mantenerme así.

DAMIAN BLANCO

XII(Vida)

Del libro Divagaciones
31-03/2007
22:50


Percibo vida alrededor de mí,
en mi interior siento vida;
parece que la muerte huyera de mí,
no la busco pero me siento seguro
aún en situaciones de peligro.

Me siento mal, como si estuviera
en el lugar equivocado, más estoy feliz
porque debo esforzarme para estar bien
y eso me gusta.

¡Excítate alma! ¡Levántate cuerpo!
Hay razones suficientes para hacerlo.
¡Vanas! Todas efímeras al fin,
igual que yo, ser mortal.

DAMIAN BLANCO

Vaya Sorpresa

2006

Llegó justo a la hora de la cena
con su pelo largo y su tez morena,
con su sonrisa coqueta
y un buen par de tetas;
una mirada profunda
de esa que te inunda,
unos ojos hermosos
y unos labios carnosos;
una cintura avispera
con tremenda cadera
y unas buenas piernas.
¡Ah! ¡Que imagen tan tierna!
Ya para qué ensalada,
carne asada,
arroz y tajada;
qué más alimento
que ese monumento.

Y con voz nerviosa
le pregunté a la diosa
¿Qué quieres preciosa?
Y como no se atrevía a hablar
le volví a preguntar
- Si, dime ¿qué vas a llevar?

Y cuando iba a salir de su estado mudo
se adelanta como rayo un estornudo...
adiós "tetas", peluca, sonrisa,
mirada profunda y la "señorita"...
mientras todo se intentaba acomodar
"alterada" empezó a gritar
y una chapa cayó sobre el mesón
y una voz de trueno pidió perdón.

Impávido ante lo que acababa de pasar
no sabía si golpearlo o vomitar.

DAMIAN BLANCO

Soy Así

2006

¿Qué te pasa? ¿Por qué me miras así?
¿No me digas que estas enamorada de mi?
¿Acaso no te lo advertí?

¿No te hable de lo mierda que soy?
Que no voy pendiente del camino por donde voy,
que no soy el mismo hoy.

Sabes muy bien lo que pienso y digo
acerca del amor, de Eros y Cupido
y de todo lo que trae consigo.

Dime entonces que entendí mal,
que lo tuyo fue sólo una mirada normal
y el gesto en tu cara, casual.

¡Contesta! Y no me mires sorprendida
como si esta actitud agresiva
fuese nueva en mi vida.

Si no eres capaz de responder es porque es cierto
y esa mirada hacía un punto muerto
te delata, no hay que ser experto.

DAMIAN BLANCO

No, Gracias

2006

No estoy buscando novia
ya me canse de hacerlo,
debes entenderlo
al amor le tengo fobia.

Ilusión y engaño,
reparo y daño,
felicidad y tristeza,
alivio y dolor de cabeza,

calma y guerra,
“te odio” y “te amo”
y lo que me aterra
es que van de la mano.

Oda A Un Profesor

Lunes 23-10/2006

Bajando las escaleras del Cuartel
me sucedió un hecho curioso,
alguien me tomo del brazo
pá hacerme preguntas tontas,
tan tontas como él.

El eco de una duda irónica
llego hasta mi, cinco veces
en una escena tan cómica
que parecía de novela
¿Qué tal? ¿Qué te parece?

Este mosquetero personaje
al concluir su interrogatorio,
en su acostumbrado jolgorio,
me acuso de llamarle “dos caras”
para rematar el viaje.

Le dije, le explique el cuento
de cómo pasaron las cosas
pá que quedara contento
e irme a cumplir la cita
que tenía con dos rosas.

Pero en su afán de ganar
al verse ya derrotado
con pataleta de ahogado
sacó lo de mis ausencias
pá tener con que pelear.

¡Apártate Juan Zapata!
Tu sucesor ya está aquí,
tiene por nombre David
y me reservo el apellido
pá no prender la fogata.

Apréndame algo señor
que en las cosas de la vida
hay que ser buen perdedor,
para evitar los rencores
y que sanen las heridas.

Recital

21-04/2006

Apresuré mis pasos
Para poder alcanzarte
Mientras caían retazos
De mi temor de hablarte.

Aligeré en mi mente
Las precisas palabras,
Ánimo convincente
Y un tono abracadabra,

Y cuando ya pisaba
Tu esquiva sombra, tú
Volteaste y tu rostro reflejaba
La blancura y espanto de un ataúd;

Traté de no asombrarme
Y pasar inadvertido
Porque sino como una leona con hambre
Me hubieses mordido;

Cercana ya la esquina
Donde empieza la calle
Que me lleva hasta aquí,
Con vientos de Catrina
Salió un suspiro de mí.

El silencio manda
Y los rostros se voltean
Cuando alguien anda
Y más personas llegan;

Empieza la lectura
Y escucho versos cortos,
El cuerpo tiende a la curvatura
Y los rostros absortos;

Quisiera yo escuchar
De Margarita sus versos
Pero no paran de llegar
Palabras que me tienen preso;

Quisiera yo escuchar
Los versos de Juan Carlos
Pero no paran de saltar
Los sonidos, sin poder esquivarlos;

Intente entonces oír
Las poesías de Lara
Pero no pude yo impedir
Que las letras me abarcaran.

Decir esto me da pena,
¿Entonces para qué vine?
Disfrutara en casa un almuerzo-cena
Mientras veo buen cine.

Con ánimo compensatorio
Compartiré mi queja
En el conversatorio
Si el hambre y Alsturm deja.

Reflexión

2006

Si el camino correcto no estoy siguiendo,
Si no está bien lo que estoy haciendo,
Si no practico lo que estoy aprendiendo…
¿De qué me estoy perdiendo?

Si a responsabilidad le salgo huyendo,
Si hacia lugares prohibidos estoy saliendo,
Si a mis defectos no los estoy vistiendo…
¿De qué me estoy perdiendo?

Si los mismos pecados sigo cometiendo,
Si en el mismo pozo sigo cayendo,
Y ya no me estoy arrepintiendo…
¿De qué me estoy perdiendo?

Siento que mi espíritu está muriendo,
Al amor ya no lo estoy sintiendo,
Y si al escribir esto no me está doliendo,
¿De qué me estoy perdiendo?

Aún la sangre de Cristo me sigue cubriendo,
La misericordia de Dios me está sosteniendo,
Por su gracia divina sigo viviendo.

Hoy He prometido

Diciembre 2002

Hoy he prometido
Echar todo al olvido,
Todo ese mar de penas
Que recorría en mis venas;
Voy a trasbocarlas
Y después a quemarlas
Porque en el ambiente
No le hace daño a la gente
Que está a mi alrededor,
Así me hago un favor
Y les hago un favor a ellos,
Porque ahora los destellos
Que mi cuerpo refleja
Ya no serán más de pena
Sino de inmensa alegría
Porque sé que llegará el día,
En que yo te vuelva a ver
Y aunque difícil de creer
Yo sé que te quedarás
Y el otro año tú podrás
Yo podré, los dos podremos
Continuar lo que iniciamos.

4 dic. 2010

Policho

04-12/2010

Te vi...
Cuando le echabas agua fría a un indigente en la calle larga a las 4 de la madrugada.

Te vi...
Cuando golpeabas a un adolescente por marchar para exigir sus derechos.

Te vi...
Cuando de espaldas, indiferente, te burlabas mientras que dos adultos ofendían a jóvenes homosexuales.

Te vi...
Cuando con cara de amigo llegaste a mi casa a buscar una coartada para incriminar a alguien.

Te vi...
Llegar tarde cuando ya la balacera había finalizado o cuando el ladrón ya se había perdido.

Te vi...
Deambular por la muralla, quitarme mi comodidad, revisar mi mochila y mis bolsillos, mirarme con cara de juicio y decirme que no podía estar sentado ahí.

Y no te vi...
Cuando mi padre golpeaba a mi madre o cuando secuestraron a un joven activista de la universidad o cuando aquella niña fue violada en un concierto o cuando un puto atracador le quitaba la vida a una señora a 3 cuadras de la estación...

Pero te veré...
Cuando ya cansado de esta mierda y esta angustia de justicia ya no aguante... decida en un acto desesperado tomar venganza con mis propias manos.

Te veré...
Cerca del lugar de los hechos, actuar con diligencia y atraparme...

Te veré...
Juzgarme, burlarte, golpearme, escupirme y creerte mejor que yo...

¡Cuanto los detesto!

DAMIAN BLANCO

26 nov. 2010

Más Allá De Lo Que Puedo Sentir

24 – 11 / 2010

Tus cabellos tienen el vuelo de una mariposa,
el aroma de los lirios,
el brillo de la luna.

Tus ojos entonan una canción al mirarme,
se vuelven dos luciérnagas en celo,
dos bóvedas que guardan el recuerdo de mi cuerpo desnudo.

Tu piel es suave y cálida como la arena del desierto,
lienzo sobre el cual dibujo mis caricias,
testigo mudo de una pasión avasallante.

La avalancha de mi deseo desbordada
va inundando la geografía de tu cuerpo,
brotan flores multicolores en tu pecho
y soy abeja, cigarrón y colibrí.

Tu voz es un anzuelo para mis escurridizos oídos,
los hilos musicales de mi crisálida,
invitación, bienvenida, atención y temporal despedida.

Tus pensamientos son mi morada de ensueño,
la tierra prometida, el paraíso, el Edén.
La vibración eterna de secuencias perfectas
en donde se consuma un susurro de Dios.

DAMIAN BLANCO

17 nov. 2010

Sin Rencores

Domingo 10-06/2007

Siento como una fuerza se apodera de mi,
más bien brota y recorre cada espacio de mi alma
y mi cuerpo se tensiona, suda;
mi rostro toma un mal aspecto;
no entiendo, no entiendo nada de lo que me dicen,
en realidad no quiero escuchar a nadie...
¡Púdranse todos! ¡Húndanse en su mierda!
¡Háganlo por si solos por favor!
No me obliguen... ¡no por favor!
¡No lo hagas!
¡No me mires!
¡Me fastidia que lo hagas!

¡Fuego!
una llamarada consume mi bondad,
¡No! ¡No quiero ser bueno!
¡Necesito mi espacio!
¡Soledad! ¡Te deseo!
Deseo acariciarte, besarte,
venirme dentro de ti,
ámame, se mi compañera,
¡No me dejes solo, soledad!

DAMIAN BLANCO

16 nov. 2010

Basta de Juegos

No, en realidad no me siento orgulloso
de haber herido tu orgullo.
Porque al herirte a ti
también yo salí lastimado.
Si, es cierto que puedo ser frío,
que me toques y no sentir nada;
es que quiero enseñarte,
dicen por ahí
que letra con sangre entra
y ésta sale de mi,
de una herida que he abierto
para demostrarte que si me interesas
y dejes la desconfianza
que yo no quiero y he luchado conmigo mismo
para no jugar contigo.

He sido paciente y puedo serlo más
pues reconozco y deseo lo que hay al final;
pero no lo alargues tanto,
no hasta el límite.
Prueba el límite de lo que puedo dar
y no de lo que puedo soportar,
pues tengo muchas cosas que ofrecer
que están reservadas para...
quien las quiera tomar;
yo he decidido abrirte la puerta,
muy a pesar de mi,
porque tengo miedo
y el miedo se transforma en rabia
y me vuelvo ciego
y el amor también lo es...

En conclusión...
yo soy un tonto buscando explicaciones
a algo que no lo tiene
sino que hay que vivirlo
y no lo hemos hecho...
por tu desconfianza
y por mi impaciencia.

Dejemos de jugar
y hablemos de una vez por todas en serio.

14 nov. 2010

El Ideal

Un paisaje ideal...
Tu rostro frente al mío,
tus cabellos de serpentinas cubriéndolo,
tus ojos chiquititos y obsesivos mirándome,
tan cerca que puedo olfatearte.

Un placer ideal...
Besar tus labios
delgados y rosados,
que nuestras lenguas se unan
en una danza frenética
al compás de nuestros deseos
y las manos inquietas.

Un éxtasis ideal...
Te lo digo al oído.

Un final ideal...
Tu cabeza recostada en mi pecho,
tus cabellos esparcidos hasta mis hombros,
tu mano jugueteando en mi abdomen,
tus labios dando paso al descanso con un último beso.

DAMIAN BLANCO

13 nov. 2010

Con y Sin...

05-06/2010

Hemos llegado hasta aquí,
después de tanto esfuerzo,
después de tanta pena.
De nuestra lucha brotan frutos de placer consumado.

La satisfacción no es cosa de una sola noche,
el exito depende de la constante tiempo,
de la variable ganas
sumada al talento.

He aquí que yo estoy
con todo el talento a tu disposición,
con las ganas en justa medida
y con suficiente tiempo para demostrarlo.

He soportado tus dudas, tus prejuicios,
tu inconstancia y tu indeferencia,
has llevado mi espíritu a elevarse a niveles superiores
para poder entenderte.
-06-06/2010
He logrado ponerle fin
a mi odio, a mi ira, a mi rencor,
a mis decepciones, a mi furia incontrolable
sólo para hacer brotar
siquiera un poco de amor de tu alma.

Esto no es una serie de reclamos
tampoco los lamentos de un arrepentido.
Es mi defensa ante tu ausencia,
ante tu distancia.
En ocasiones se vuelve también
la segunda motivación para no abandonar esta lucha.
Son mis argumentos
para no desilusionarme.
Es mi carta de presentación
ante tu proovedor de sentimientos.

Soy un atrevido al colocar en tus manos
la mitad de mi felicidad
y un maldito* por depositar mi confianza en ti
pero y qué podía hacer si desde un principio sabía lo que quería de ti,
proyecté mi futuro contigo a mi lado y comencé a creer de nuevo en mi,
en que podía lograr muchas cosas, nada de lo que imaginé era inalcanzable,
todo paso a paso podía lograrlo sólo si estabas junto a mi.
Todo lo veía fácil, no por románticismo, sino porque mi talento sumado al tuyo
era capaz de alcanzar cualquier objetivo propuesto. Sabía...
que no faltarían las dificultades, que afrontaríamos muchos retos
tanto internos como externos, lo sabía más por mi que por ti.

Tú llegaste a ocupar el puesto que te merecías en mi vida
y despertaste tantos sentimientos en mi, de una manera tan rápida,
porque te ví como la mujer que siempre quize tener a mi lado
y si aún siento "cosas" es porque a pesar de todo sigo creyendo que es así.

¡La amo! y la espero aunque cada día que pase sin usted
tenga que morir y resucitar al día siguiente
con nuevas esperanzas, con nuevas ilusiones, con nuevos propósitos,
con más ganas de tenerla cerca, con más deseos de penetrar en su piel,
con más fuerza para soportarle sus dudas,
con más espíritu para perdonarle sus prejuicios sin dejar de ser yo,
sin máscaras, sin hipocresías, sin mentiras, sin rencores, sin reclamos;
con todo el orgullo que siento cuando estoy contigo,
con toda la admiración que le tengo,
con todo el amor que guardo en mi alma.

*"Así ha dicho Jehova: Maldito el varon que confía en el hombre..." Jeremías 17:5

Bienvenido 2010

Son las 4:21 de la madrugada del 1º de enero de 2010 y a diferencia de muchos no estoy en mi casa durmiendo ni en una fiesta ni en discoteca ni borracho.
Estoy sentado en la muralla frente a la casa de García Márquez gracias a que la gente pudiente de este país ocuparon todo el espacio de muralla ubicado en parte trasera del Hotel Santa Clara, además que sus carros ocupan zonas verdes en la Av. Santander mientras unos verdecitos se los cuidan... lo que se puede hacer con un poco de dinero.

Mientras escribo, una chica utiliza el monumento a los Alcatraces como su baño privado y luego se retira tan campante como quien fue sólo a echar un viztazo al mar.
Estoy aquí solo no porque quiera, aunque lo estoy disfrutando, sino porque hay gente falsa que promete y no cumple, que putean sus noches y de paso quieren putearle la de uno.

Afortunadamente hoy los homosexuales parecen estar en otro lado, me da coraje el hecho de no poder salir a caminar de noche por el centro o por la playa sin encontrarse a un depravado que cree que estoy ahí por la misma razón que él.
Si alguien se ofende con lo que escribo NO ME IMPORTA, todos los días tengo que ver o lidiar con cosas que me ofenden y nadie pide disculpas por ello.

Ojalá todo fuera tan hermoso como el camino plateado que traza la luna sobre el mar.
Ojalá todo fuese tan relajante como la fría brisa que viene del océano.
Ojalá todo brillara con el mismo fulgor de la luna.

Seguiré aquí sentado no sé hasta qué hora, mientras los ricos pasan vestidos de blanco, con pantalon y guayabera y las mujeres luciendo sus joyas y sus bolsos caros.
Estaré aquí hasta que el sol venga a fastidiarme, hasta que se acabe la música.

Después de eso me iré pero no a mi casa sino a un lugar donde pueda estar sin preocuparme por nada.

DAMIAN BLANCO

10 nov. 2010

XXIX(Sacerdote)

Del libro Divagaciones

Soy el sacerdote que tiene el poder
de traer las maldiciones de los dioses
a los pobres inmortales
que buscan afanosamente la imposible felicidad...
Soy el profeta que tiene la palabra de tormento.

DAMIAN BLANCO

9 nov. 2010

Coces Contra El Aguijón

Tengo la cabeza destrozada
de tanto estrellarme contra tu verdad,
una verdad que no entiendo,
que se aleja de mi
por un camino eterno que despierta mis miedos.

Sólo entiendo que no debo seguir
pero tampoco sé o mejor, no quiero devolverme.
Qué hay detrás de aquella pared blanca
quiero saber.
Quiero inundar mi mente de pensamientos ancestrales
de maravillas inimaginables,
de cosas grandes y ocultas
pero quiero seguir adelante.

Ahí quizás este mi mal
un perverso y zocato orgullo,
una ansiedad curiosa,
una intermitente voluntad
y el miedo a la eternidad.

1 nov. 2010

XXVIII

Del libro Divagaciones

¡Qué puedes tú añadir a mi tristeza!
La mierda ya no es huésped sino anfitrión de mi mente...
¿Quién te dio la autoridad?
¿De dónde te surgió el valor?
Aquí todo es oscuro... ¡me fastidia tu color!
Aquí todo es aroma de incienso... ¡marcha con tu puto olor!

DAMIAN BLANCO

19 oct. 2010

Acosador

Dices que soy un acosador,
que soy un obsesivo compulsivo,
que no te doy un respiro,
que tuviste que cambiar de número,
que no pasas en tu casa
sólo para que yo no te encuentre.

Podría ser más que eso ¿sabes?
podría hacer más de lo que hago...
por ejemplo, no llamarte cada 3 días
sino todos los días, todo el día
ya no a tú número pero sí al de tu hermana.
Otra cosa sería no buscarte una vez por semana,
cuando ya no aguanto las ganas
sino que me sentaría en un lugar cercano
a esperar que llegues o que salgas
y cortarte el camino.

Ya no te escribiría un mensaje cada dies días
sino uno en la mañana, otro en la tarde
y el otro en la noche,
mensajes anti-dieta les llamaría.

Estas son sólo las más básicas,
de todas las cosas que puedo hacer
para confirmar lo que estás pensando de mi.

Pero resulta que quien realmente acosa eres tu.
En las mañanas cuando despierto
y aunque la lluvia hubiese azotado toda la madrugada,
no siento frio pues el calor de tu cuerpo está sobre mi.
Es tu voz en mi mente la que me dice
que debo levantarme y empezar el día con buen ánimo.
Hago un poco de ejercicio antes de bañarme
porque te paras en frente y me dices
que no te gusta mi delgadez.
Ni que decir de la forma en que me consientes en el baño,
tu lo sabes mejor que yo.

Cuando subo en una buseta
tiendo a quedarme en los puestos de adelante
porque tú siempre estás detrás.
Si camino por la calle no miro a nadie
porque donde quiera que volteo ahí estás.
Ya no coqueteo con nadie
y si me arriesgo siento tu mirada acusadora
que no me deja avanzar.
Y si en mi mente llegase a desear a alguien
el recuerdo avasallante de tu cuerpo recupera su lugar...

"Que decepción"

Tarde o temprano harás parte del discurso,
como un sello imborrable en la frente del elegido.
No pareces seguir un patrón establecido,
tu llegada inesperada ya no es sorpresa para mi.

Y no puedo evitarlo, suelo ser como soy...
un mar de contradicciones que te inunda.

El fastidio es quien provoca el despertar de tu esencia
y la sensación que queda es el doble de de agobiante.
De nada sirve excusarme al final
si mis palabras ya no producen sonidos.

Soy un torpe atravesando un bosque en noche oscura,
un nervio alterado que camina.

Concierto Corporal (Incompleta)

Tus labios... más suaves que un Chill Out.
Tus besos... más excitantes que un Jazz.
Tus caricias... más provocadoras que un Tango.
Tus ojos... más tristes que un Blues.
Tu piel... más electrizante que un Mambo.
Tu cabello... más inquieto que una Samba.
Tus palabras más inspiradoras que un Gospel.
...
Tu cuerpo... más sensual que un Bossa Nova.
Tu sexo es la magistral sinfonía de tu concierto corporal.

24 jul. 2010

Camino Plateado

Ella se sienta sola, frente al mar,
dice que le transmite paz
pero a quien puede, un mar negro
y un horizonte oscuro
ofrecerle tranquilidad.

Pasan las horas y ella permanece allí
como si fuese uno de los cañones en la muralla
y divisara algún enemigo en alta mar
dispuesta a derribar a barcos invasores
dejándolos en el abismo del olvido.

Nadie sabe en qué o en quién pensará,
el silencio absorbió todos sus gestos,
un corazón palpitante en un cuerpo inanimado,
vive pero sólo ella sabe que es así.

Viene a ser entonces como un caballo de Troya
en cuyo interior un sin fin de pensamientos
disputan excitados su derecho a salir
y volverse inmortales en unas palabras
y semidioses en un verso.

Ella espera paciente
en algún momento se alinearán,
la luna en lo alto es la estrella que guía
con rumbo hacia el horizonte oscuro,
por un camino plateado,
donde poesía y Ella se encontrarán.

Maletas Llenas (Incompleta)

Vuelvo a desempacar maletas
de un viaje que no se dió.
Vuelvo a ser yo,
con mis ilusiones totalmente evaporadas
bajo el rayo implacable de la decepción.

El espíritu y las buenas costumbres
volvieron a traicionarme
dejándome una sensación de estupidez e impotencia
y un cultivo de promesas desechables
que ante el menor deseo se romperán.

El empeño puesto en la idea
suele ser superior al que le doy a la resolución
y el resultado son maletas llenas
que nunca abandonan la casa.

Y mi boca se calla
pero en mi mente estallán voces críticas,
remordimientos, resentimientos,
ira, frustración, temor
y una estera calcinante bajo mis pies
en un laberinto infinito
decorado con millares de rostros grotescos
en una noche donde no llega
de la luna su resplandor.

30 jun. 2010

En Silencio Y Casto

Se acaba el tiempo,
se agota este placer casi sagrado de tocarte,
mis ansias se alimentan de tus interminables "¡No!"
y un delirio se apodera de mi mente
y veo tu imagen en todas partes.

¿Puede compararse acaso, el cuerpo de una simple mortal con el de la hija de una diosa?

Espero en silencio y casto
el llamado de tu lujuria,
el día en que nuestros fuegos se unan
bajo una avalancha de besos y caricias
y ríos de sudor y fluidos aromaticen el lugar.

Quiero ver en tus ojos la mirada obsesiva,
sentir en tus manos las garras feroces
y provocar en tu cuerpo el rugir de los volcanes,
la furia del océano,
el big ban de un nuevo renacer.

Damian Blanco

26 jun. 2010

A Laura

¿Entiendes?
No pretendo que lo hagas.
Sólo Dios y yo tenemos el poder para hacerlo.
Entiendo...
tus gestos, tus dudas, tus anhelos.
Los siento y siento
no poder complacerte,
complacerme, levantarme
y camino sin mirar a los lados,
lento, cabizbajo por el sendero largo.
No aspiro a llegar rápido,
sólo estar en la meta en el momento indicado.

Este proceso lleva mucho tiempo
e irónicamente no he tenido tiempo
para desgastarlo, terminarlo.
Se lo estoy dando,
para ver si pronto
encuentro o creo
plenamente
que el fundamento
que necesito
es Jesucristo.

Blanco.

Blanca las nubes que cubren el sol,
blanca la luz que se cuela hasta aquí,
blanco el tiempo que se va sin saber que decir
dejando un rastro blanco en la hoja,
reflejo de mi mente en blanco.

Blancas las alas de los ángeles que te cuidan,
blanca tu sonrisa, blanco tu silencio,
blanca tu alma,
blanco el destello de tu mirada.

Blanca la sinceridad
embriagada de vino blanco
mientras el titilar de las blancas estrellas
dibujan perlas blancas sobre el mar.

Blanca la rosa que acompaña esta nota,
blanca la intensión conteida en ella,
blanca la historia que se empieza a construir.

Sé Que Estas Ahí...

A mi amiga María Fernanda Sagbini

Supe que estuviste por aquí,
que empujaste tu cuerpo hasta mí.
Supe que preguntaste por mi vida
y que el perfume de tu cuerpo impregnó el lugar
de un aroma singular.
Supe que fue hace tiempo ya
y no tuve que pensar mucho para saber que eras tú.
Supe que te fuiste porque no estaba,
que quizás mañana hasta ti llegara pero no fue así.
Deduzco que trajiste una sonrisa en tu rostro
y un cigarrillo en tu bolso.
Yo, vagabundo solitario buscando libros para leer
no pude leer en tus labios
el fantástico "hola" y el penoso "adiós".

Pero sé que estas ahí...
Sabes que estoy aquí...
Mi mente algunas veces se acuerda de ti,
te imagina igual que yo
vagabunda y solitaria buscando libros para leer
quizás y a pesar de ser igual,
esa sea la razón por la cual no nos encontramos.

21 jun. 2010

Petición

¿Y entonces qué Dios?
¿Mi sufrimiento no vale?
¿Esto es el fruto de mi cosecha?
¿Será esto lo que merezco?
Entonces para qué pasan las cosas,
si yo creo que al pasar es porque traen algo bueno,
pero cada cosa que descubro aumenta esta trsiteza
y a veces no aguanto ¿sabes?

¿Por qué tengo que alejarme de lo que amo para estar "bien"?
¿Por qué cada situación o persona que elijo suele volverse en mi contra?
¡Dame un respiro!
Pero uno que dure...
Devuélveme algo de lo que me has quitado,
sólo una y te juro que me quedo quieto.
Podría soportarlo todo pero no así... (sin ella)
¡Esto no es vida!

Por más que trato de darle sentido,
por más que quiero tomar rumbo
no encuentro el camino,
la vista se me nubla con mis propias lagrimas
y las piernas me tiemblan, ya no tengo fuerzas.

Esto es pura inercia,
es saber que me toca vivir porque amanecí despierto.

7 jun. 2010

No vuelve.

Que no vuelve, fue lo último que le escuché decir,
sentí tanto dolor que tuve miedo de no aguantar.
Mi lado más temible, el que no quiero salió a relucir
bloqueando todo aquello que queda después de amar.

Que no vuelve me dijo y yo le dije: lo sé
y un comentario tonto acompañó mi respuesta
pero más tonta la razón por la cual se fue
y yo aún mas tonto por quererla de vuelta.

Vaga Ilusión Esperanzada

"La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión
" Sonatina_Maestro Darío

Aún suelo pensarte hasta cinco veces antes de dormir
o cuando en las madrugadas el insomnio llega.
Ya no te recuerdo de la misma forma que ayer
pero aún retienes el encanto que me hizo quererte antaño.

Mis sueños tienen esa vaga ilusión esperanzada
de unos ojos que se buscan y al encontrarse suspiran,
de una risa manifiesta, símbolo de la dicha,
de unos besos que aplacan la prolongada ausencia.

Ya no suelo sonreir al despertar,
en su reemplazo una mueca seria,
una mirada perdida hacia lo alto
y un deseo imperante de triunfar.

El día se me ha vuelto la siguiente función:
Una angustia con cara de anorexia,
unas intermitentes ganas de llorar,
un orgullo que terco se impone a mi pasión
y una constante e inquieta espera de ti.

10 may. 2010

Intento

Le he puesto una camisa de fuerza a mis ansias,
porque andaba como loca queriendo ir en busca tuya.
Até a mi razón las ganas
para no darle paso a la locura.
Me mentí diciéndome que no te amaba.
Me inventé una excusa tonta
y la repetí mil veces para convencerme.
Alcé el volumen de la música
para ahogar la voz de mi alma.
Mandé esconder los libros de poesía,
cerré mis ojos ante cada cosa que me haga recordarte
y le prohibí a mi boca nombrarte...

Pero todo es absurdo Corazón,
es inútil la gran muralla ante un tsunami
y es microscópica la razón ante mi locura
y el amor que siento por ti...
Sólo queda la esperanza de verte mañana
para no llamarle, francamente por cierto, resignación.
Dormiré creyendo que tú eres la sognolencia que me abraza

9 may. 2010

¿Lama Sabactani?

Las veces que pensé que podría pasarme algo como esto
siempre creí y quería que se quedara así
en el plano de lo irreal.
El sufrimiento que se cae,
se evapora, sube y vuelve a caer
se está voviendo tan intenso
que yo pienso en mi extinción.
Hay tanta desolación en mi
que hasta creo que Dios me abandonó.
¡Para lluvia de fuego que quema mis ojos!
¡Para suspiro ardiente que consumes mi alma!
¡Detente ya corazón que aumentas mi angustia!

8 may. 2010

Promesas

Te fallé, lo sé
y el el choque fue mayor que el día
que te dije que estaba enamorado de ti.

Mi intención nunca ha sido lastimarte,
me enamoré de ti con otro propósito
y haciendo un gran enfuerzo he tratado de cumplirlo
pero a veces el ideal se cae
y al tratar de avanzar suelo resbalarme con él.

No pretendo excusarme,
reconozco mi error
y asumo las consecuencias
por muy graves que estas puedan ser.

Comprendo en tu dolor y en el mío
el amor que en cada uno hay.
Sí, te amo aunque se escuche raro
a pesar de que ayer parece que se me hubiese olvidado
o peor aún ignorarlo.

Si las promesas aliviaran la angustia de tu alma
incluso haría algunas que no pueda cumplir
pero sabes que suelo hablar poco,
soy malo para ello,
sólo puedo decir que te amo
y que estoy arrepentido con toda mi alma
y ahí si tengo muchas formas de demostrarlo.

Si crees poder perdonarme...
aquí estoy, más tuyo que nunca,
acongojado y conpungido,
tremendamente desesperado
con el anhelo romántico
que el amor puede vencerlo todo
y tener de vuelta tu mirada coqueta,
tu palabra tierna, tu abrazo caluroso
y tu amor sin nervios.

7 may. 2010

Pasa que...

¿Qué pasa?
Pasa que me duele,
pasa que estoy herido,
que mi alma está estúpidamente sensible;
pasa que me da miedo tocarte,
pasa que siento temor de hablarte,
de hacerte sentir mal.

Pasa que la confusión llega
y suele dañarlo todo,
todo lo que iba bien.

Pasa que no he podido revelar el misterio,
que creo no estar dando lo suficiente
y me desespero.

Pasa que estoy sumergido
y no puedo ni quiero salirme...
debo aprender a bucear.

Pasa que te amo,
que el amor es sufrido
y que no me gusta sufrir
pero menos dejarte de amar.

3 may. 2010

Así de Sencillo

Aprovechame en las noches,
sobretodo si hace frío
o en las tardes sombrías.
Llamame si estás viendo un atardecer
o el nacimiento de una flor.
Invitame a caminar bajo la lluvia
o alrededor de la playa.
Seduceme con una poesía (Que no sea de Neruda),
con un bolero o rock en español.
Embriagame con un vino tinto
o una buena tanda de tus dulces besos.
Enamorame con tu risa, con tu cabello sin peinar,
tu rostro sin maquillar y con un "te quiero" sincero.

XXIII

Del libro Divagaciones

Al límite de la ciudad, una cuadra después a mano izquierda hay un callejón sin salida, sigues hasta el fondo y en un rincón, en el rincón de lo inexistente... ahí estoy tirado yo vuelto mierda, así que no te extrañes si huele raro. Si vas a venir, hazlo sola, completamente desnuda, de ropa y de prejuicios.

DAMIAN BLANCO

Thanatos

Toste, Toste hasta la muerte,
puerca Thanatos te alimentas de mi vida
¿Qué gusto me hallas?
No soy más que visceras
para ti... eterna cocinera,
sirviente de gusanos,
esclava de ti misma.

Dolor del Alma

Diciembre de 1999

¿Quién podrá consolarme?
¿Quién podrá quitar mi dolor?
Puesto que mi dolor es dolor del alma,
no del físico que se cura con medicina.

Mi dolor está tan dentro
que a veces no lo siento,
no lo puedo limitar
como Dios limita el mar.

Se desboca sin control
no me puedo reanimar
mientras haya cosas a mí alrededor
que me hagan recordar.

Tendré que acostumbrarme
a vivir con el adentro;
mientras que no exista alguien que pueda consolarme,
lo llevaré conmigo hasta que haya muerto.

¡Bendita sea mi suerte
por qué tuve que conocerte
si no puedo poseerte!

¡Por qué te metiste adentro
alimentando un sentimiento
y a la vez un sufrimiento!

¡Por qué entraste a mi vida,
sino encuentro la salida
para que haya una partida!

Dame

8-10/2002
Dame una razón,
Dame una esperanza,
No dejes que en mi corazón
Entre la desconfianza.

Dame una sonrisa,
Déjame un te quiero,
No dejes que la angustia siga
Demuéstrame tu amor sincero.
… 9-10/2002
Dame una mirada,
Déjame un suspiro,
No dejes que la madrugada
Me abrace con sus brazos fríos.

Dame una caricia,
Déjame un abrazo,
No dejes que la desquicia
Me atrape con su lazo.

Caminar II

Ir hacia ninguna parte y no saber cuándo llegar. Sentir que a veces las ganas te dicen que debes parar, pero una angustia más fuerte que debes seguir y cuando todas esas fuerzas y todos los anhelos se fusionan, cuando llega la locura y el extasis se expande dentro de tu cuerpo es cuando ya no esperamos que llegue sino como bestias en celo buscamos aquello que nos liberará y si no lo encontramos entonces será una noche de toste y mañana será un día en que no quieres recordar.

XVIII (Mi Sombra)

Del libro Divagaciones
"Acaso sea nuestra sombra, indeleble sello de Dios, oscuro emblema del vacío que nos acecha" Oscuro Sello De Dios - Rómulo Bustos.

Descanso sobre la sombra de mi propio cuerpo,
La única que no se deforma al cargarme
ni hace extraños sonidos al recibirme.
Mi sombra,
admiro muchas cosas de ella.
Sabe tele-transportarse ante los cambios de luz,
además de que se multiplica,
se esconde perfectamente en la oscuridad,
puede encogerse y alargarse.
Pero las dos cosas que más admiro de ella son:
Primero, que es un reflejo de mi
Y segundo, que a pesar de ser oscura
es inmortal en el reino de la luz.

DAMIAN BLANCO

Princesa De La Luz Imaginaria

A Callahan

No entiendo por qué decidiste
despertar del sueño que construiste.
Sólo por mostrar el lado humano
que por instinto me lleva a lo malo.
Resulta, ahora, que por ser honesto
lo utilizas contra mí, con el pretexto
de haber proyectado una imagen falsa,
aunque no es terreno santo sigue descalza;
no quite el velo, estuvo siempre descubierto
viste el oasis y no el desierto.

Princesa de la luz imaginaria
deja que tu belleza extraordinaria
me cubra como si fuera un manto
para que no se note tanto
la soledad y tristeza que siento.
¡Ven princesa! pues presiento
que decae, igual que yo, tu luz
y estás cargando tu propia cruz.

16 abr. 2010

REQUIEM III (Incompleta)

En las noches,
en las interminables noches
escucho el susurro del viento que me llama.

Sonámbulo busco el aroma del mar
caminando por las solitarias calles,
por los oscuros callejones
donde máscaras blancas
simulando sonrisas flotan en el aire.

Una melodía leve,
un bullicio estridente,
una sonora carcajada,
un llanto desgarrador.

El ambiente está cargado de humedad,
un frio intenso que abraza mis huesos.
La luna se perdió de mis andanzas.

Recorro rutas desconocidas
caminando por la mitad de la calle.
Me detengo en parques abandonados
e imagino, igual que el parque,
que vuelvo a estar bien otra vez,
que no pasaré desapercibido.

Me siento al pie de un árbol
a darle paz a mis piernas,
la paz que no tiene mi alma
mientras leo a Darío
o algunos escritos míos,
oscuros relatos que sustentan mi tristeza.

No acostumbro a quedarme en un sólo lugar
ni a retener la angustia por temor a ahogarme.
Vuelvo a vagar hacia el horizonte
a buscar el sol que se tragó el océano.

8 abr. 2010

...

Discúlpeme usted pero es algo que se despierta, que explota, que se expande, que controla.
Discúlpeme usted, yo no soy extrovertido, no es normal en mi la euforia, la pasión descontrolada ni el desenfreno emocional pero hay cosas que a uno no le avergüenzan, que se desvían del razonamiento, que no piden permiso y cuando están presentes ¡Que placer! ¡Que éxtasis! ¡Que excitación! ¡Libertad!

No sé qué piense usted, a lo mejor que estoy desquiciado o que soy un vago o un bohemio; quizás piense que estoy bajo el efecto de alguna droga, que no tengo escrúpulos... qué sé yo.
Pero no es así señor, si quiere le explico mejor para que me pueda entender.

Imagino que alguna vez ha estado usted enamorado, que ha seguido los pasos de alguien sin importarle a dónde va. Imagino también que ignoró sus temores, se volvió tolerante, paciente y hasta altruista; incluso me atrevo a afirmar que fue más allá del límite de sus principios y que se arrepintió en silencio aún siendo correspondido y que se sintió impuro en el tiempo de la desilusión.

Pero no es eso lo que quiero decirle, sino que hay momentos en que una sonrisa se sella imborrable en los labios, que la atención se vuelve centrípeta pero la emoción se vuelve centrífuga y el alma se torna egoísta. Y vagas, vagas como el tronco sobre el agua y eres feliz aunque no sepas tu destino y no sólo crees que vas por buen camino sino que es el único camino.

Pues señor, así me siento yo hoy. Me siento enamorado, apasionado, ilusionado; como si viajara en un boomerang o estuviera encerrado en un déjà vu cada vez que me encuentro acompañado de la más hermosa, elegante, triste, interesante y entretenida de todas las cosas...

¡EL ARTE!

Tengo...

"Revelar todo de ti no para avergonzarte sino para que tengas libertad"

Tengo un beso guardado justo detrás de mis labios,
tengo también dos palabras con las cuales te llamo,
tengo a la vez un susurro que a tus oidos añoran
y una sonrisa esperando florecer en tus ojos.

En las yemas de mis dedos reposan tiernas caricias
y en mis manos la fuerza para ayudarte a levantar.
En mi hombro hay un pozo para recoger tus lagrimas
y en mi pecho una almohada cuando quieras descansar.

Incrustado en mi cintura un polo opuesto a la tuya,
mis brazos que sin tu espalda ya no se sienten completos.

Si mis ojos revelaran el secreto de tu cuerpo desnudo
mi alma ya no temería a la eternidad, lo juro.

14 ene. 2010

Despedida

Serás…
El recuerdo oscuro de un gusto pasajero que intentará sobrevivir pisoteando los segundos hasta encontrar de nuevo su luz.

Serás…
El arrepentimiento hecho carne, la motivación del grito, la imagen repetitiva en mis sueños.

Serás…
La grúa que se llevó mis temores, la almohada de mi inconformidad, el paisaje que me devuelve la calma.

Y verás…
Que no se pierde nunca en la vida, sólo se gana menos de lo que se esperaba.